De Todo un Poco | «anterior   siguiente» | ver todas

El uso de las benzodiazepinas y el riesgo de demencia

Las benzodiazepinas, coloquialmente conocidas como “benzo”, son substancias psicoactivas, entre las cuales la primera en ser descubierta de manera accidental en 1955, por Leo Sternbach, fue el clordiazepoxido.

En 1960 era lanzada a la venta, por Hoffmann-La Roche, con el nombre de librium, y en 1963 aparece el famoso diazepam con el nombre de valium. Cuando estos medicamentos fueron introducidos por primera vez se los consideró como una alternativa más segura a los barbitúricos y otros sedantes utilizados en aquel tiempo.

Su rápida difusión en el mundo entero hizo que sean los medicamentos más recetados por mucho tiempo. Sin embargo, en años recientes, han existido preocupaciones por el potencial que tienen de afectar funciones del cerebro, como la memoria, de una manera significativa.

En nuestro medio los medicamentos más usados de este grupo constituyen el alprazolam, bromazepam, clonazepan, diazepam, flunitrazepam y lorazepam. Actúan sobre los neurotransmisores GABA-A del cerebro, pudiendo tener como resultado de su acción: sedación, inducción del sueño, efecto ansiolítico, anticonvulsivo y relajación muscular. Están indicados para el tratamiento de los trastornos de la ansiedad y del sueño por un corto período de tiempo.

Sin embargo, muchas veces terminan siendo utilizados por largo tiempo y no es raro que las personas en quienes se utilizan tengan más de 65 años de edad. Los efectos prolongados de estos medicamentos en este grupo de edad no son siempre bien entendidos, especialmente en cuanto al riesgo de demencia se refiere.

Por eso, un estudio reciente realizado en Francia por Billioti de Gage y colaboradores de la Universidad de Bordeaux Segalen fue con el propósito de evaluar la asociación entre el uso de benzodiazepinas y la incidencia de la demencia.

De acuerdo a los resultados de estos estudios, las personas de edad avanzada que usan benzodiazepinas por mucho tiempo tienen cerca del 50% de aumento de la posibilidad de desarrollar demencia en comparación a sus semejantes que no usan benzodiazepinas.

La importancia del estudio del Dr. Billioti de Gage es el hecho de estar basado en una investigación con seguimiento por un período de por lo menos 15 años y fue hecha con una población grande de pacientes y, a su vez, comparadas a grupos de edades semejantes de personas que no usaban benzodiazepinas.

Este estudio fue publicado en internet el 27 de setiembre de este año por el British Medical Journal y dos estudios realizados anteriormente en Taiwán (Wu et al, 2011 y Wu et al, 2009) demostraron también el aumento del riesgo de demencia en quienes usan benzodiazepinas de manera prolongada y sin ningún control en la edad avanzada.

La necesidad de evaluar los riesgos y beneficios a la hora de usar estos medicamentos en este grupo de edad ha aumentado. Si es absolutamente necesario su uso, este debe limitarse a pocas semanas y, principalmente, hacer hincapié en no usarlos sin ningún control médico, lo cual no es lo mismo que el control de recetas como se estila en nuestro país.

En todo caso, recetar la menor dosis posible y por un corto período de tiempo es lo más recomendable y es muy importante recordar que existen en el presente alternativas de otros medicamentos más seguros que las benzodiazepinas, tanto para la ansiedad como para las dificultades del sueño.

Es conveniente que los profesionales médicos expliquen a las personas que han usado los medicamentos citados por mucho tiempo que no lo interrumpan por cuenta propia porque deben ser disminuidos gradualmente antes de suspenderlos.

* Médico Especialista, diplomado del Consejo Americano de Psiquiatría y Neurología.

23 de Abril de 2019

Compartir en tu Red Google   Compartir en tu Red Twitter   Compartir en tu Red Facebook
           

Publicidad
Guias de Paraguay
 
 
 
 
 
 
 
 
Canales Asociados
 
 
 
© 2008-2017 | GUIA MEDICA - Todos los Derechos Reservados